Loading...
X

Proceso de reservas

En nuestra cría de Shetland Sheepdog, seguimos diferentes procesos a la hora de formalizar las reservas, que explicaremos a continuación en esta entrada.

¿Qué hay que hacer en primer lugar?

El primer paso para que tengamos en cuenta a una posible familia, es rellenar nuestro cuestionario, que encontrará en la página de contacto. No respondemos ninguna consulta que no venga acompañada del mismo correctamente rellenado (esto quiere decir que tampoco sirve si se envían preguntas en blanco), todas las respuestas a estas preguntas son tenidas en cuenta tanto a la hora de valorar la aptitud para uno de nuestros cachorros como para poder hacernos una idea del cachorro que podría adaptarse a sus necesidades.

Una vez hecho este primer paso, responderemos a su consulta tan pronto nos sea posible (a veces el tiempo de atención a nuestros perros no permite que sea en el mismo día), después podemos hablar por teléfono y despejar dudas si así lo desean, pero el teléfono no se muestra público para un primer contacto ya que se esquivaría este requisito. No se atienden además, las consultas por Redes Sociales que no hayan enviado previamente el cuestionario.

¿Se aceptan todas las reservas que lo solicitan?

No. No somos una granja de perros, por tanto los cachorros no se entregan a cualquier persona interesada y nos tomamos el tiempo de seleccionar a las personas que consideramos más adecuadas. El cuestionario es precisamente para seleccionar las familias que reúnen los requisitos necesarios para las características de la raza y concretamente los que queremos para nuestros cachorros. Aunque generalmente las personas interesadas se han informado correctamente de las necesidades de la raza, a veces tenemos que rechazar familias que no serían capaces de satisfacer todas las necesidades del cachorro, bien sea por su tiempo disponible u otras situaciones que consideremos en nuestra selección.

Si recibe una negativa, escúchenos como criadores especializados en la raza y no nos ataque, no tenemos nada en su contra y solamente queremos lo mejor para nuestros cachorros y para usted mismo, ya que un perro que no tiene todo lo que necesita, por ejemplo a nivel de actividad, podría ocasionarle graves problemas.

Diferencias en el proceso de reserva

Según el estado en el que se encuentre la camada, pueden darse dos situaciones:

-Lista de espera: Si hay un plan de camada anunciado en nuestra página pero con reservas cerradas, o si está interesado en una futura camada de una de nuestras hembras concretamente que aún no tiene planes, puede ponerse en contacto con nosotros y si se dan las circunstancias adecuadas en relación a sus respuestas, le mantendremos en lista de espera.

La lista de espera, carece de compromiso para ambas partes. Simplemente, antes de abrir las reservas de una camada oficialmente, avisaremos en primer lugar a las personas que se encuentren a la espera (por orden), dándoles la opción de optar a un cachorro de dicha camada antes de anunciarlo a todo el mundo.

Una camada puede encontrarse con las reservas cerradas porque todavía desconocemos la fecha o porque hemos alcanzado el máximo de reservas que aceptamos antes del nacimiento, en cualquier caso, el funcionamiento sería el mismo.

-Reservas: Una vez tengamos una fecha aproximada decidida para el cruce, abriremos las reservas. Como hemos comentado en el punto anterior, en primer lugar se dará opción a las familias aptas que se encuentren en lista de espera, y una vez otorgado un tiempo prudencial a todas estas personas, se procederá a dar opción a las personas que contacten a partir de esa fecha.

En cada camada aceptamos un máximo de 4 reservas hasta el nacimiento (generalmente 2 por cada sexo), por lo que hay opción a que se abran de nuevo una vez hayan nacido los cachorros si el número fuese mayor que el de reservas previas.

Llegados a este punto se obtiene total compromiso y solamente se podría cancelar la reserva en caso de no haber cachorros suficientes del sexo deseado (si se ha indicado previamente), si los cachorros tuviesen algún problema de salud o muerte de los cachorros, y por nuestra parte además si durante el proceso se descubre alguna circunstancia oculta en las preguntas previas que pudiese haber influido en nuestra decisión de considerar a una familia apta.

En las camadas que hay posibilidad de más de un color, no aceptamos reservas por color, ya que aunque entendemos que todo el mundo tiene el derecho de tener una preferencia, no es un aspecto que vaya a influir en la vida del cachorro y no podemos determinar previamente qué colores nacerán o qué cachorros se escogerán antes si hay reservas por delante.

Si reservo el primero, ¿puedo escoger cualquier cachorro de la camada?

NO. El orden de reserva le da el derecho de estar por delante a otras familias, pero si se empeña un cachorro de la camada únicamente por razones estéticas y el carácter del cachorro no encaja con su forma de vida, nosotros tenemos la última palabra. Por ejemplo, un cachorro extremadamente activo no se entregaría a cualquier persona. Todos los cachorros, se asignan bajo nuestra supervisión, aconsejando cuáles de ellos encajarían con cada familia. Si hay más de un cachorro que encaje con usted, cosa que es habitual, sí puede escoger el cachorro que quiera dentro de los adecuados, siguiendo el orden de reserva.

Si no hay cachorros suficientes, ¿puedo a esperar a otra camada?

En principio si no hay cachorros suficientes en la camada la reserva quedaría cancelada y roto el compromiso, pero si tenemos otro plan de camada puesto en marcha y no le importa esperar, podría cambiarla para una próxima camada. Lo que no podemos garantizar si se da ese caso, es que vaya a estar en el mismo puesto en el orden de elección si la camada ya tenía las reservas abiertas antes de conocer la situación.

¿Habitualmente hay cachorros disponibles si no reservo antes del nacimiento?

A veces sí, pero no es lo habitual y suele depender del número de cachorros nacidos. Por ello, le aconsejamos formalizar su reserva tan pronto tenga claro que quiere un cachorro de nuestra cría o mantenerse al menos en lista de espera para tener las primeras opciones si hay cachorros disponibles. Siempre teniendo en cuenta los supuestos arriba mencionados en cuanto a la cancelación de reservas; la situación no sería muy diferente reservando al principio o con los cachorros recién nacidos, ya que hasta alrededor de las 6 semanas no sabríamos qué cachorros estarán disponibles y habría que seguir exactamente el mismo proceso que habiendo reservado antes, salvando únicamente que sabremos si hay suficientes de cada sexo.

Leave Your Observation

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido protegido